sábado, 14 de noviembre de 2009

Irene Navarro Quitanilla
Desde mi punto de vista, la filosofía platónica tiene un enfoque que va más allá de lo político.Es cierto que las nuevas tecnologías e internet en la actualidad son una fuente de comunicación e información (probablemente el más importante y usado hoy en día en todo el mundo), pero estos avances suponen la creación de lo que podríamos llamar un tercer mundo, irreal (como la cueva en el Mito de la caverna), en el que los individuos podemos engañarnos unos a otros teniendo la oportunidad de crear una nueva identidad y una nueva vida en este lugar. La población que más utiliza este tipo de comunicación es la más joven, que consigue crear una situación totalmente paralela, en ocasiones, a la real mediante sus perfiles en distintas páginas webs, y busca refugiarse en este mundo para sentir que tiene relaciones sociales (como seres sociables que somos)e incluso amigos, que en el "mundo real" (en el Mito de la cueva, el exterior de ésta)no lo serían, ya que el tercer mundo tan solo es un simple reflejo, una copia engañosa de la realidad.La conclusión de todo esto es que no podemos hacer caso de aquello que internet nos diga, o creer estar donde nos transporta un videojuego, ya que no siempre nos transmitirá la verdad (al igual que las sombras en el Mito de la caverna), sino algo cambiante e irreal en lo que no podemos confiar, sin olvidar tampoco las grandes ventajas comunicativas e informativas como he citado más arriba, y también la del entretenimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada